QUIERES COMPRAR BARATO? REVISA NUESTRAS PREVENTAS

ENTREVISTAS MANCU: ENZO LUENGO, JOVEN TALENTO DEL FÚTBOL.

ENTREVISTAS MANCU: ENZO LUENGO, JOVEN TALENTO DEL FÚTBOL.

Desde Mancu hemos tenido el placer de conversar con Enzo Luengo, un joven y talentoso deportista oriundo de la comuna de Traiguén, que actualmente se está destacando dentro del fútbol regional y nacional en la posición de arquero. Enzo comenzó sus entrenamientos en la disciplina en la Escuela de Fútbol de Traiguén, donde pudo dar sus primeros pasos en el ámbito deportivo. Su trabajo y talento lo llevaron a la final del Campeonato Nacional Sub 13 el 2020, y a Deportes Temuco, equipo en el que se desempeña actualmente como portero. Quédate leyendo e inspírate con la pasión, disciplina y responsabilidad de Enzo. Conocerás sus pilares fundamentales como futbolista, su experiencia en un campeonato nacional, su vida de deportista en pandemia y cómo compatibiliza el deporte y los estudios. 

¿Desde qué edad comenzaste a interesarte por el fútbol y a practicarlo?

Desde los 7 años. La verdad es que no recuerdo mucho cómo fue, pero me gustaba ver partidos y jugar fútbol, más que nada. También desde que tenía pocos años de vida comencé a patear balones. Además, a mi hermano también le gustaba el fútbol y uno se guía por los pasos de su hermano. 

¿Y cómo elegiste la posición que tienes ahora?

Yo comencé jugando como delantero. Después empecé a jugar al arco ya que en un entrenamiento me pusieron en esa posición, jugué muy bien y me quedó gustando. Me gusta mucho esa posición porque uno toma protagonismo dentro de la cancha. Uno asume mucha responsabilidad, hay que tener personalidad, concentración y liderazgo, porque el arquero ve todo desde atrás, tiene más visión del campo de juego que el resto del equipo.

¿Qué puedes contarnos de lo que aprendiste en la Escuela de Fútbol de Traiguén?

Comencé a entrenar ahí a los 7 años, con el profesor Blas Valenzuela. Lo que más me sirvió de esa escuela es la experiencia de jugar campeonatos, jugar partidos, y claro, comenzar a jugar como portero. Luego llegué a Temuco y obviamente el entrenamiento era diferente y la exigencia era mayor, pero la escuela de fútbol fue donde empecé y me formé. Es muy importante para mí.  Además tenía muchos amigos. 

El 2020 llegaste con la selección de Victoria al Campeonato Nacional Sub 13. ¿Qué significó para ti llegar a ese campeonato?

Al principio no estaba seguro de ir porque desde Temuco existían muchas complicaciones, incluso había 5 compañeros de Temuco además de mí que tampoco iban a ir.  Después de todo era tanto el cariño con Victoria que decidí ir al campeonato nacional de todos modos. Después del primer partido íbamos a devolvernos a Temuco. Mis compañeros se querían ir pero yo quería quedarme y jugar por la experiencia que significaba, luego logré convencerlos de que nos quedáramos. Pedimos permiso a Deportes Temuco y lo conseguimos. Nosotros ya nos habíamos devuelto a nuestras casas, pero volvimos a jugar el segundo partido y pudimos seguir avanzando. Me alegro de que nos hayamos quedado, porque llegamos a la final. Sino todo hubiese sido distinto.

Fue este campeonato en el que fuiste seleccionado mejor arquero entre 340 asociaciones, ¿Cómo se sintió? ¿Cómo lo recuerdas?

Siento que fue un momento muy lindo, pero habíamos salido segundos, no podía estar sonriendo. De hecho, la foto que tengo con el premio salgo serio, pero siento que fue merecido por mi esfuerzo y todo lo que hice. Trabajé mucho en el campeonato, fui disciplinado, observé los partidos de los otros equipos antes de jugar con ellos. Siento que todo ese esfuerzo me fue premiado. 

¿Cuáles son tus pilares de apoyo fundamentales en tu carrera como futbolista? 

Primero que todo mi familia, siempre está conmigo. Mi disciplina, es lo que me ha llevado a cómo soy hoy. Siempre he sido disciplinado y responsable con mis entrenamientos, y respetuoso, y lo que más me ayudó a tener todas esas virtudes en la vida es el colegio en el que estoy. Gracias a eso he podido obtener muchos valores importantes en el día a día. 

¿Cómo has compatibilizado el colegio con el entrenamiento?

He tenido que faltar a varias clases. El 2019, por ejemplo, faltaba a algunos de los entrenamientos sólo para rendir pruebas, y aún así me fue bastante bien. Además, en los viajes me cansaba mucho, llegaba en la noche a mi casa y no podía estudiar.  El colegio también me dio muchas facilidades y eso lo agradezco mucho, además que yo también soy responsable así que no fue en vano lo que hizo el colegio por mí. El colegio y el fútbol para mí están en el mismo eslabón.

¿Ha sido la pandemia una complicación para tus entrenamientos?

Sí, pero la verdad es que depende de cómo uno visualiza las situaciones. Al principio de la pandemia yo estaba muy flojo, no quería entrenar pensando en que íbamos a volver en uno, dos meses. Pero después, cuando me di cuenta que esto no era tan leve, me puse a entrenar. Yo nunca había entrenado con peso, siempre había estudiado técnica y fútbol, pero cuando empecé a entrenar en casa cambié mucho, me gustaba entrenar y me motivé mucho porque me puse metas altas. Mientras uno se pone metas más altas, llega más lejos.

¿Cómo han sido tus entrenamientos en pandemia? ¿Qué has estado haciendo?

Al principio empecé a entrenar con un profe de Santiago de Baus Coaching, aún entreno con ellos. Luego, entrené con un amigo cadete de Ñublense, se llama René Sánchez, quien es de Traiguén y es arquero. Luego de eso entrenaba con unos compañeros de Victoria en fase 4. Después, con un atleta de Traiguén que se llama Francisco Severino, quien era mi profesor de atletismo, con él mejoré mucho mi velocidad. También entrené con Deportes Temuco, dos días a la semana, vía Zoom. Teníamos un plan de trabajo en Temuco, los profes de Santiago nos hacían rutinas personalizadas, con atletismo también. A final de año empecé a entrenar con un profesor que actualmente es entrenador de arquero, está entrenando al primer equipo de la Unión Española, se llama Matías Fernández. Con él el entrenamiento era diferente, hacíamos análisis de video.  También entrenaba como arquero, y después me lesioné.

Cuéntanos de tu lesión ¿Cómo sucedió?

Al principio fue impactante porque no suelo lesionarme. Entrenaba mucho con cajón pliométrico, y por tanto esforzar la cadera me fracturé el labrum anterosuperior. Tuve que ser fuerte mentalmente, porque a uno no le gusta estar lesionado. Yo creo que me ayudó en cierta forma,  porque de ahí surgió mi gusto por el estudio y las ganas de esforzarme harto en el colegio. Al final,  cuando volví a entrenar me costó un poco, pero ahora agarré el ritmo y ya estoy bien,  tuve una buena recuperación. Además que esta lesión no significó perder todo, ahí empecé a entrenar con Matías Fernandez con el análisis de videos, porque como no podía entrenar físico, entrenar la mente es fundamental. No estaba todo el día pensando ‘Oh, me lesioné’, sino que estaba haciendo cosas que antes no hacía.

¿Cuáles son tus hábitos para mantenerte en tu vida como deportista?

Me levanto temprano siempre, máximo a las 10:00, cuando tengo que entrenar me levanto a las 6:45 y me duermo máximo a las 23:00. No estoy pegado al celular mucho tiempo ni a cosas que puedan afectar mi vista. Tampoco me gusta estar acostado, pero después de haber entrenado es lo único que puedo hacer, si entreno de nuevo me puedo volver a lesionar. Respecto a la comida, no tomo jugos ni bebidas, solo agua. Como muchas frutas, yoghurt con cereal, huevos...Me alimento bien. No me gusta mucho la comida chatarra.

¿Tienes alguna rutina de entrenamiento que hagas a diario?

La verdad es que no, casi todos los días es algo diferente. Cuando volví de mi lesión empecé a hacer ejercicios solamente del tren superior, hice trabajos de core y ejercicios como plancha y abdominales. Para los brazos hacía flexiones y ejercicios con mancuernas. 

¿Qué metas tienes a futuro en general? 

En el fútbol, me gustaría llegar a la selección chilena. La Sub 15 es este año y está difícil por la pandemia, pero me gustaría que me llamaran, me he esforzado harto por eso. Ser profesional también es una de mis metas, me gustaría estudiar medicina y puede ser complicado, pero yo sé que tengo que estudiar harto. Para mí eso es lo más importante: jugar fútbol, divertirme haciendo lo que me gusta, seguir entrenando y estudiando. Me gusta esta vida, no me imagino saliendo o haciendo cosas diferentes a las que hago ahora, esto es lo que me gusta.

¿Qué te gustaría decirle a los jóvenes que les gusta mucho el fútbol y que quieren ir más allá del fútbol como hobby? ¿Qué podrían hacer para empezar una carrera?

Lo más importante es la disciplina, ser responsable. Si eres disciplinado, eres responsable. Si eres responsable, entrenas. Si entrenas, mejoras. Si mejoras, subes tu autoestima al jugar, y la verdad todo suma para ser más de lo que quieres. Hay que ser ambicioso, en el sentido de querer siempre mejorar, siempre estar dispuesto a aprender. Hay personas que creen que ya son profesionales, pero uno siempre tiene que estar con los pies en la tierra. Si yo pude, más personas pueden. Mi consejo es que siempre hay que ponerse metas muy altas y siempre seguir adelante sin importar lo que pase.

 

 

Deja un comentario
Carrito
0
No tienes productos en el carrito